Amigos de la lectura por Salvador Paiz

Juan Adolfo España Abaj nació y creció en Santo Domingo Xenacoj, Sacatepéquez. Sus padres eran analfabetos y nunca fueron a la escuela, pero estaban totalmente conscientes de la importancia de saber leer y escribir. Juan Adolfo recuerda con emoción que, desde muy pequeño, sus padres hacían como que leían, inventando algún relato de algún libro que conseguían, y garabateaban en algún papel para aparentar que estaban escribiendo.

A Juan siempre le intrigó ver a sus papás “leer” y “escribir” y quería aprender. Cuando tenía cuatro años les preguntó qué tenía que hacer para lograrlo, la respuesta que le dieron fue “ir a la escuela”. En ese momento, sin saberlo, Juan encontró su vocación. Se convirtió en docente y desde hace diez años se ha dedicado a impulsar la lectura y escritura. Su arduo trabajo ha rendido buenos frutos y mañana Santo Domingo Xenacoj, junto a otros seis municipios, serán certificados como “Municipio amigo de la lectura”.

Vivimos en un país poco lector. Según el Centro Regional para el Fomento del libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc) de la Unesco, en Guatemala las personas leen menos de un libro al año y cerca del uno por ciento de la población afirma leer por placer. Eso no nos debería de sorprender, las evaluaciones de diagnóstico del Digeduca indican que únicamente tres de cada diez graduandos logran alcanzar los conocimientos necesarios en lectura. Los estudiantes no se gradúan con las competencias mínimas en esta materia.

Con el afán de cambiar esta realidad, varias entidades han trabajado para establecer la mejora de la lectoescritura como una prioridad. En 2016 el Ministerio de Educación, la Asociación Nacional de Municipalidades, Empresarios por la Educación y la Gran Campaña Nacional por la Educación firmaron un convenio para impulsar la lectoescritura en los 340 municipios de la República. Con ello surgió la certificación “Municipios amigos de la lectura”.

Para tener esta certificación, un jurado calificador evalúa a cada municipio en base a cinco criterios: (i) promoción y fortalecimiento de la lectura, (ii) implementación del plan municipal de apoyo a la lectura, (iii) despertar el interés por la lectura, (iv) tener una estrategia novedosa y propia para fomentar tal interés, y (v) integrar una comisión municipal de certificación en todas las corporaciones municipales. Tal certificación dura dos años, para motivar a estas comunidades a seguir innovando y fomentando estos ambientes letrados. A largo plazo, se espera mejorar los resultados de las pruebas de evaluación a graduandos, involucrar a toda la comunidad en la promoción de la lectura para todos y mejorar la calidad educativa.

Este 2018 ya suman 14 municipios amigos de la lectura, pero faltan cientos de más. Para Juan Adolfo este camino ha sido retador. Poco a poco más personas en su tierra natal se han unido a su labor y lo han apoyado. Para él todo inicia con leer un libro y dar el ejemplo. Su gran sueño es que seamos un país de lectores, aunque nos tome muchísimos años. Ojalá lo logremos y ojalá más comunidades se unan a este reto. Recordemos que la lectura transforma y transporta, así como dijo el reconocido autor Dr. Seuss, “cuanto más lees, más cosas sabrás. Cuantas más cosas aprendas, a más lugares viajarás”.

www.salvadorpaiz.com

https://elperiodico.com.gt/opinion/2018/08/16/amigos-de-la-lectura/

Fecha del Artículo: 
Jueves, Agosto 16, 2018

Añadir nuevo comentario

D
e
q
Z
y
V
Ingrese el código sin espacios.

10 calle 3-17 zona 10, Edificio Aseguradora General, nivel 5. Teléfono: (502) 2362-3210 Correo electrónico: exe@empresariosporlaeducacion.org