En Latinoamérica... Una escuela diferente por Verónica Spross de Rivera

En Latinoamérica… Una escuela diferente

La evaluación de los estudiantes deberá ser flexible buscando verificar saberes y destrezas, y otro punto a tomar en cuenta en el retorno a clases es cómo evitar la deserción.

Estamos ante un nuevo escenario para la educación.  Está cada vez más claro el panorama de que debemos adaptarnos a la nueva normalidad, que en educación significará un modelo híbrido o mixto de atención presencial combinado con el uso de tecnología y recursos digitales.  La educación a distancia o formación por medios virtuales llegó para quedarse.  Los directores deberán pensar en un nuevo esquema de planificación de clases donde ambas modalidades deben quedar debidamente coordinadas y concatenadas.

En el ámbito de la Red Latinoamericana por la Educación, REDUCA, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, se llevó a cabo un foro regional con participación de dos Ministras de Educación, Monserrat Creamer de Ecuador y María Victoria Angulo de Colombia;  expertos de talla mundial como Andreas Schleicher, de OECD y coordinador de la prueba internacional en educación PISA; Andy Hargreaves, de la Universidad de Ottawa y Boston College; y Leo Burd, quien dirige el programa Lemann de Aprendizaje Creativo en MIT Lab.

El foro denominado Una oportunidad para transformar: La educación latinoamericana y los desafíos post Covid-19 tenía como objetivo plantear serios cuestionamientos en torno a las oportunidades que se dan actualmente para transformar el proceso de enseñanza y aprendizaje tomando en cuenta las experiencias que está generando la suspensión de clases presenciales y la adopción de diversas estrategias para que la educación continúe en los hogares.

Entre los puntos que ha generado la pandemia que pueden catalogarse como positivos son la mayor interacción entre la familia y el proceso educativo, el fortalecimiento de la ciudadanía digital por parte de los estudiantes, ya que ahora vemos prácticas híbridas en la educación, el uso de recursos complementarios como televisión o uso de plataformas y recursos digitales debe mantenerse, así como la generación de alianzas con los ministerios de educación y los centros educativos para introducir innovaciones y herramientas tecnológicas, entre otras acciones.

Reabrir las escuelas es una decisión importante en todos los países de la región latinoamericana.  En Ecuador, al igual que en Guatemala, las necesidades básicas de agua y saneamiento son importantes en las escuelas. Señaló la Ministra Creamer de Ecuador que si la infraestructura sanitaria no está lista, no se abre la escuela.  Además, acompañarán el proceso con inducción a las familias, ya que prevén un retorno progresivo con alternancia. En Guatemala la ministra Claudia Ruiz ha comentado una ruta similar y ha informado que cerca de 1,800 escuelas están siendo remozadas en vistas a un próximo retorno que se daría municipio por municipio según su situación en el “semáforo” anunciado.

La ministra de Educación de Colombia, María Victoria Angulo, comentó que el perfil del docente que se requiere en el nuevo esquema híbrido de educación es alguien que conoce mejor cómo aprenden los alumnos y ajusta las metodologías, a su vez aprovecha todos los recursos disponibles y demuestra interés por seguirse formando, aprovechando las redes de aprendizaje colaborativo entre docentes, ya que ahora puede compartirse buenas practicas con educadores más lejanos, ya no sólo se intercambia en la misma comunidad o región, ahora se dan los intercambios y tutorías a nivel intrarregional o incluso puede darse internacionalmente. Otro elemento a trabajar en la escuela del futuro es el liderazgo del director.  Debe ser un director empoderado con herramientas de gestión para orientar y asesorar al equipo docente, que conecta con las familias, pudiendo abordar también temas emocionales.

La evaluación de los estudiantes deberá ser flexible buscando verificar saberes y destrezas, y otro punto a tomar en cuenta en el retorno a clases es cómo evitar la deserción.  Lo que queda claro es que en la nueva visión educativa, al menos en el corto plazo, cada familia decidirá cómo quiere que se eduquen sus hijos, en la escuela, en línea, o si consideran como opción el modelo híbrido, con pocos días presenciales, complementando con otros materiales físicos, televisados o digitales.

https://elperiodico.com.gt/opinion/2020/07/23/en-latinoamerica-una-escue...

Añadir nuevo comentario

1
j
R
s
v
S
Ingrese el código sin espacios.

10 calle 3-17 zona 10, Edificio Aseguradora General, nivel 5. Teléfono: (502) 2362-3210 Correo electrónico: exe@empresariosporlaeducacion.org