"Jóvenes preparados para la vida y el mundo laboral" por Verónica Spross de Rivera

Jóvenes preparados para la vida y el mundo laboral por Verónica Spross de Rivera

La falta de preparación no permite a muchos jóvenes acceder a los empleos disponibles.

La formación profesional dual en los países desarrollados ha logrado que exista un talento humano más productivo, competitivo y con alta calidad educativa. Esta modalidad es la combinación entre la educación académica y la capacitación profesional directa. Facilita adquirir experiencia laboral e ingresar al mercado. Sin embargo, en Guatemala este sistema es incipiente y hay aún muchas barreras al implementarlo.

Según diversos expertos y estudios, existe mayor falta de oportunidades laborales para los jóvenes. Esto es porque la mayoría de las empresas en Guatemala piden experiencia laboral y la mayoría carecen de esta, por la falta de un esquema de educación dual generalizado. El desempleo juvenil ha venido disminuyendo levemente, pasando del 4.2 por ciento (2017) al 3.3 por ciento (2019). No obstante, por la crisis económica provocada por la pandemia, las proyecciones hacen prever que el desempleo juvenil aumentará porque es el grupo más vulnerable y seguramente en 2021 está enfrentando más obstáculos al buscar empleo.

Por otra parte, se reporta que el 35 por ciento de los empleadores en Guatemala reporta dificultades para llenar puestos de trabajo, ya que hay deficiencias en ciencias, matemáticas e inglés. La falta de preparación no permite a muchos jóvenes acceder a los empleos disponibles.

FUNDESA realizó una encuesta para comprender cuáles son las causas de esto. Alfaro (2020) señala que el problema no es solamente el desempleo en el país, sino la falta de productividad, por lo tanto, se necesita crear las bases de una educación dual para que existan salarios más competitivos y trabajadores con preparación tanto académica como profesional. Dicho estudio descubrió que existen tres brechas de capital humano en el país. En primer lugar, la brecha de cantidad, esto se refiere a que hay pocos jóvenes preparados y las empresas actualmente buscan personas altamente competitivas y con distintas habilidades técnicas, por lo tanto, se debe hacer una alianza estratégica entre la academia y las empresas, una cooperación donde se complemente la formación educativa y profesional de los estudiantes.

En segundo lugar está la brecha de calidad, es decir, la mayoría de los jóvenes no tienen los requisitos que solicitan las empresas, como habilidades técnicas o de computación, no tienen experiencia en ningún sector laboral e, incluso, no hablan el idioma inglés. Es importante que la educación valore la práctica en las empresas, donde los jóvenes puedan desarrollar competencias y esto les permita acceder a más oportunidades profesionales.

La Alianza para Centroamérica realizó recientemente un foro regional sobre Educación Dual, en el que se dialogaron los desafíos existentes para impulsar la educación dual en los distintos países del istmo centroamericano. Se concluyó que las empresas deben estar preparadas para que la formación práctica sea una experiencia valiosa y relevante para los jóvenes. El esquema debe permitir que pequeñas y medianas empresas participen con éxito, pues son las que generan la mayoría de los empleos en la región, en Guatemala 8 de cada diez personas laboran en este tipo de empresas. Asimismo, se requiere el soporte de la legislación laboral para que se puedan implementar contratos de pasantías, que sean distintos al de empleados de una empresa.

https://elperiodico.com.gt/opinion/opiniones-de-hoy/2021/09/09/jovenes-p...

Añadir nuevo comentario

r
h
U
4
q
a
Ingrese el código sin espacios.

 

25 avenida 1-89, zona 15, VH 2, Edificio Insigne, nivel 17, of. 1702. Teléfonos: (502) 2319-8278, 3677-3498  Correo electrónico: exe@empresariosporlaeducacion.org