"La educación, pilar fundamental para el cambio del país" por Fernando Paiz

"La educación, pilar fundamental para el cambio del país" por Fernando Paiz

Escribir sobre un tema tan complejo como la educación no es fácil. A este desafío se le puede abordar desde variadas perspectivas, desde la ciencia social y sus interacciones, desde la Pedagogía, desde la gestión pública o desde las nuevas tendencias tecnológicas. Cualquiera que sea el enfoque que utilicemos, la visión sistémica del desafío educativo es fundamental.

Por ejemplo, al analizar el sistema educativo guatemalteco, la vinculación entre los objetivos de desarrollo sostenible 2 y 4 se vuelve un problema indisoluble. El ODS2, hambre cero, implica que en 2030 debemos haber puesto fin a la malnutrición. Las metas convenidas incluyen el retraso del crecimiento y la emaciación de los niños menores de 5 años, y abordar las necesidades de nutrición de las mujeres embarazadas y lactantes. La intervención en la ventana de los mil días busca erradicar la desnutrición crónica, esto a través de la atención del niño en sus primeros días de vida, que inicia con el cuidado de la madre durante su embarazo. Es decir, si no abordamos integralmente los problemas de la falta de acceso al primer nivel de atención de salud, la falta de comportamientos alimenticios saludables e higiene, el acceso al agua potable y saneamiento y una mejor economía familiar, el desarrollo físico y cognitivo de nuestros niños estará seriamente comprometido para enfrentar exitosamente los retos de la educación.

Sin alcanzar el ODS2 es difícil acercarnos a cumplir, sin desigualdades, el ODS4, educación de calidad. Si lo cumpliésemos para 2030 habría aumentado considerablemente el número de jóvenes y adultos que tienen las competencias necesarias, en particular técnicas y profesionales, para acceder al empleo, el trabajo decente y el emprendimiento.

Ambos objetivos, especialmente el ODS4, implican retos estructurales y sistémicos diferentes. Ambos requieren recursos financieros, pero ha sido probado que estos, por sí mismos, no son suficientes. Se hacen indispensables políticas bien definidas, innovaciones, diseño de soluciones diferentes apalancadas en las nuevas tecnologías.

Con fin ilustrativo, examinemos cómo pueden potenciarse estos objetivos usando la tecnología disponible. En el ámbito de la nutrición, tanto en la Universidad del Valle como en empresas que forman Pacto Global ha surgido una nueva ola de oportunidades para enfrentar estos retos de forma más efectiva. La combinación de la penetración de telefonía móvil, la inteligencia artificial, la telemedicina, el internet de las cosas y otras podemos identificar ahora y comunicarnos de forma efectiva con mujeres embarazadas y madres con recién nacidos, de forma que podamos dar seguimiento a sus hábitos alimenticios, cuidado personal, monitoreo del embarazo, creencias sobre la nutrición y desnutrición, monitorear sistema de agua a nivel nacional, monitoreo de vacunas y medicinas, detección y reacción rápida ante enfermedades infantiles prevenibles, entre muchos otros. A través de intervenciones focalizadas, estas tecnologías pueden estar disponibles para ciudadanos con bajos recursos y fomentar una transformación cultural alrededor del tema. Existen cientos de miles de abuelas, tías, hermanas cuidando de los bebés mientras los padres trabajan. Las nuevas tecnologías permiten la organización comunitaria efectiva y su respectivo impacto cultural. Los problemas son los mismos; las soluciones, diferentes. La transformación digital habilita la creación de modelos escalables con la implicación de múltiples actores.

https://www.prensalibre.com/opinion/columnasdiarias/la-educacion-pilar-f...

Añadir nuevo comentario

D
y
Y
Z
7
3
Ingrese el código sin espacios.

 

25 avenida 1-89, zona 15, VH 2, Edificio Insigne, nivel 17, of. 1702. Teléfonos: (502) 2319-8278, 3677-3498  Correo electrónico: exe@empresariosporlaeducacion.org