La escuela como un bien común de todos - Fundación Santillana

La escuela como un bien comun de todos

El sentido de la escuela es un tema de reflexión que acompaña a la escuela desde su creación. La palabra sentido en sí misma tiene tantos sentidos que es interesante analizarla. Sentido como razón de ser, sentido entendido como finalidad, también como dirección que se define como cada una de las orientaciones opuestas. Sentido entraña también la perspectiva sobre las cosas y la interpretación de las mismas, sin olvidar la acepción del significado de las palabras. Y por último, sentido como la capacidad de reconocer la realidad circundante. 

Por consiguiente, la propuesta de reflexión sobre el sentido de la escuela implica matizar a qué sentido nos estamos refiriendo. ¿Cuál es el significado de la escuela?, ¿cuál es su finalidad?, ¿qué dirección o rumbo debe tomar de cara al futuro?, ¿la escuela y todos sus “sentidos” están abiertos a reconocer la realidad que nos circunda? Todos temas que nos pueden llevar por caminos de debate y reflexión de lo más estimulantes. 

Efectivamente, es un tema de debate porque detrás de lo que es la escuela y la educación hay pensamiento, posicionamiento e ideología. La educación, por consiguiente, la escuela, no es inocua a intereses e interpretaciones (sentido que le dan unos u otros). Hay algunos que entienden la escuela como institución que garantiza la conciliación, otros como principalmente instruccional para la transmisión de cultura y conocimientos, los hay que la entienden en su función socializadora y normalizadora: educar personas y ciudadanos, o aquellos que ponen el foco en la productividad y la empleabilidad. Múltiples interpretaciones sobre lo qué es y debe perseguir.  Y todo ello sin adentrarnos en algunos temas de más calado como la educación religiosa, afectivo-sexual, ciudadanía, valores… en la que el debate llega a callejones sin salida por las discrepancias existentes.

 Es evidente que el tema está lleno de vericuetos y encontrar el sentido de la escuela no es sencillo. Menos sencillo todavía parece llegar a consensos y acuerdos de mínimos sobre lo que debe perseguir la escuela y hacia dónde encaminarse. 

Poniendo en segundo plano matices relacionados sobre qué, cómo, dónde enseñar, la escuela tiene algo esencial que no se puede olvidar: la educación y la escuela son un bien común. Esto supone que pertenece a la sociedad en su conjunto y tiene la finalidad de la mejora colectiva. Este sentido que tiene la escuela no puede ser entendido únicamente como un servicio que puede ser instrumentalizado. Es un bien que se debe garantizar a través de las administraciones, con el fin de dar oportunidades a todos los individuos por igual (independientemente de su origen o condición). Un bien común que permite la mejora general de la sociedad. Entendida como ese bien común, la escuela sería una herramienta colectiva, de cooperación y progreso para todos.

Fuente: https://laescuelaqueviene.org/la-escuela-como-un-bien-comun-de-todos/

 

Añadir nuevo comentario

B
6
G
V
P
Z
Ingrese el código sin espacios.

 

25 avenida 1-89, zona 15, VH 2, Edificio Insigne, nivel 17, of. 1702. Teléfonos: (502) 2319-8278, 3677-3498  Correo electrónico: exe@empresariosporlaeducacion.org