"Las tutorías como opción para acelerar aprendizaje" por Verónica Spross de Rivera

"Las tutorías como opción para acelerar aprendizaje" por Verónica Spross de Rivera

La pandemia deja una secuela fuerte en los sistemas educativos de la región latinoamericana. En algunos países se reporta más deserción escolar que en otros, pero en la gran mayoría se detectan vacíos importantes en el aprendizaje de los estudiantes, tanto de primaria como secundaria. El desarrollo de competencias y destrezas no se logró como se alcanzaba en la presencialidad. 

Y tomemos en cuenta que la educación en la época prepandemia tenía serias deficiencias, como lo señaló el Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE) de UNESCO, el cual fue realizado en 2019. Este indicó que había importantes brechas en lectura y matemática en los estudiantes de sexto grado de los diferentes países. Muy pocos alumnos estaban en los niveles superiores de la evaluación de aprendizaje que tiene utilidad comparativa entre países, y permite conocer más evidencia de los factores asociados, para tomar acciones de mejora.

Ante la crisis de la pandemia, los programas de tutorías han sido una de las respuestas en la región. El BID, en coordinación con la Red Latinoamericana por la Educación (Reduca), realizó un relevamiento de experiencias de las organizaciones de todos los países que desarrollan estos programas y encontró aspectos relevantes que pueden contribuir o deben ser fortalecidos para llevar a escala los programas de tutorías. A continuación algunas de sus características.

La mayoría de los programas operan de forma híbrida. A raíz de la pandemia los programas de tutorías presenciales se volcaron hacia los medios virtuales y celulares para comunicarse con los estudiantes y realizar el proceso de apoyo pedagógico. En las dimensiones estudiadas, a partir de la pandemia se detectó mayor acceso a tablets, uso de celulares y WhatsApp. Así también se potenció el uso de plataformas y la grabación de videos y encuentros. 

Hay distintos perfiles en los tutores que participan en los programas de tutorías. Algunos son docentes y otros son estudiantes de educación, así como voluntarios estudiantes universitarios. La mitad perciben algún tipo de remuneración, a otros se les reconocen costos como de comunicación o viáticos para transporte. Se identificó una oportunidad derivada del uso de la tecnología, y es que pueden participar personas que viven en regiones alejadas, que pueden conectarse por medio de las plataformas de comunicación que se han venido generalizando.

En cuanto a los estudiantes, se observa mayor focalización en grupos vulnerables, flexibilidad en tiempo previsto de tutoría, ampliación a otras zonas geográficas, nuevos contenidos, además de los contenidos curriculares. Es importante acompañar la tutoría con materiales de alta calidad.

El relevamiento realizado pone en evidencia las oportunidades que hay a nivel regional para amplificar y multiplicar los programas de tutorías. Estas permiten el acompañamiento personalizado a cada estudiante, lo cual es de gran valor para el sistema educativo. El gran desafío es cómo hacer para llegar a más estudiantes. En parte tiene que ver con la disponibilidad de tutores y su formación. Un segundo desafío tiene que ver con cómo hacer para escalar y sostener los programas. Allí se plantea la importancia y urgencia de generar alianzas en beneficio del escalamiento de los programas de tutorías, los cuales deben organizarse de la mano con los propios maestros de los niños y jóvenes, y deben tomar en cuenta a las familias para ser exitosos.

https://elperiodico.com.gt/opiniones/opinion/2022/06/23/las-tutorias-com...

Añadir nuevo comentario

N
X
u
n
G
F
Ingrese el código sin espacios.

 

25 avenida 1-89, zona 15, VH 2, Edificio Insigne, nivel 17, of. 1702. Teléfonos: (502) 2319-8278, 3677-3498  Correo electrónico: exe@empresariosporlaeducacion.org