¿Listos para el retorno a clases? por Verónica Spross de Rivera

El remozamiento y preparación de las condiciones sanitarias será prioridad antes de reiniciar clases presenciales en los centros educativos.

Al estar listos para iniciar un nuevo año también se piensa en cómo será la educación en el próximo ciclo escolar. Desde hace algún tiempo hay interrogantes sobre qué deben hacer los centros educativos para prepararse para recibir a los estudiantes de nuevo de forma presencial. Dos acuerdos ministeriales, uno del Ministerio de Educación (3456-2020) y otro del Ministerio de Salud (300-2020), presentan las indicaciones para el reinicio de clases. Para los centros educativos privados, por cooperativa y municipales, el ciclo escolar comienza el 4 de enero, debiendo iniciar las clases el 7 de enero y culminar el 29 de octubre. En el caso de los centros educativos oficiales se ha anunciado que las clases iniciarán en febrero, pero aún no se ha publicado el calendario escolar correspondiente. Estamos pues a una semana de que los estudiantes que asisten a centros educativos no gubernamentales retomen sus estudios.

Ahora bien, ¿Cómo se impartirán las clases? ¿Podrán asistir los alumnos a los establecimientos escolares o continuarán tomando sus lecciones desde casa? La respuesta es: Depende. No hay un lineamiento único para todos, ya que depende del segundo marco normativo mencionado que es el Protocolo o Norma Sanitaria para la Prevención y Control de Infecciones por SARS-CoV-2 y otras epidemias, la cual será aplicable al sistema educativo nacional. El objetivo de dicha normativa es garantizar un ambiente seguro y de bajo riesgo para los estudiantes y los docentes. El desarrollo de la pandemia y la posible segunda ola podrían poner a prueba este protocolo y las condiciones deseadas de seguridad y prevención de la salud, por lo que este deberá implementarse a cabalidad en todos los centros educativos, tanto oficiales como privados. 

El protocolo, desarrollado por la Coprecovid, establece la posibilidad de un retorno a la presencialidad de una manera descentralizada, con base en el semáforo epidemiológico, que establece la situación de cada municipio. Si este se encuentra en color rojo no se podrán llevar a cabo clases presenciales, mientras que si está en verde, amarillo o naranja sí es factible, tomando en cuenta condiciones de la infraestructura para mantener el distanciamiento recomendado.

En cada centro educativo deberá conformarse una comisión de prevención del riesgo, liderada por el director en la que participarán los docentes y los padres de familia, o estudiantes en caso de los institutos de nivel medio. Este deberá velar por la formulación del protocolo escolar para la prevención y control del COVID-19. Dicha comisión tomará la decisión de si se inician o no las clases en el centro educativo, dependiendo de la situación de la pandemia en el respectivo municipio. Además, todo centro educativo deberá establecer un programa de capacitación mensual.

También se menciona en el protocolo el uso obligatorio de la mascarilla en todo momento, la necesidad de lavado de manos o uso de alcohol y el necesario distanciamiento y ventilación de los espacios. Por ello, el remozamiento y preparación de las condiciones sanitarias será prioridad antes de reiniciar clases presenciales en los centros educativos. Otro elemento importante mencionado anteriormente por Coprecovid es que la asistencia será voluntaria, los padres decidirán si sus hijos van a la escuela o si permanecerán en clases a distancia. Por ello, diseñar el modelo híbrido a implementar en cada institución educativa resulta ahorita un trabajo clave.

https://elperiodico.com.gt/opinion/opiniones-de-hoy/2020/12/31/listos-pa...

Añadir nuevo comentario

e
k
9
m
p
4
Ingrese el código sin espacios.

10 calle 3-17 zona 10, Edificio Aseguradora General, nivel 5. Teléfonos: (+502) 2362-3210 y (+502) 3677-3498 Correo electrónico: exe@empresariosporlaeducacion.org