Luz para la comunidad La educación la llevará muy lejos por Dr.Roberto Moreno

El camino polvoriento conduce al caserío Los Planes, apenas a dos kilómetros del casco urbano de Guanagazapa y a unos 30 km de la cabecera departamental de Escuintla. La comunidad, cuya infraestructura social es mínima, luce postergada, sin señales de prosperidad. La escuela y el templo evangélico indican que uno ya está en pleno poblado. La comunidad alberga a alrededor de 60 familias y a poco menos de 450 personas, cuya economía gira alrededor de actividades agropecuarias y servicios para los ingenios cercanos. Existen pocas oportunidades de trabajo para todos los habitantes, aunque esto es especialmente difícil para las mujeres. Cerca de un 90 por ciento de los pobladores vive en condiciones de pobreza o de pobreza extrema. Más de la mitad de los menores de edad presenta desnutrición crónica. El volcán de Pacaya, cuyas erupciones le han alcanzado en varias ocasiones, es una amenaza latente.

El caso de Marta no es una excepción. Su familia vive en extrema pobreza, en un hogar con condiciones muy exigentes, sin electricidad. Pese a tener una afección congénita y haber tenido que caminar un largo trecho cada día para llegar al instituto en el casco urbano de Guanagazapa, ella nunca se dio por vencida y logró culminar la secundaria. Como sucede con muchos graduandos, su nivel de matemática y lectura era muy bajo. Unos amigos la conocieron en el caserío en el 2010 durante unas jornadas médicas. Con el apoyo de varias personas, se consiguió que incluyeran a las mujeres de la comunidad en el programa de Mejores Familias de Fundazúcar. Desde ese momento, Marta tomó el papel de líder de ese grupo y luego fue nombrada presidenta del COCODE. Ella ayudó a organizar las siguientes jornadas médicas y la ejecución de otros proyectos, tal como la construcción de un aula, cocina y baños de la escuela del lugar. Durante ese período, Marta expresó su sueño de ser maestra. Estos amigos le comentaron sobre los programas que ofrecía el Campus Sur de la Universidad del Valle, en Santa Lucía Cotzumalguapa. Algo que parecía muy lejano, paso a paso tomó forma. Logró ser admitida y obtuvo una beca completa para cursar la carrera. Aun así, todo era cuesta arriba. Tenía que madrugar los sábados para caminar al pueblo, tomar la camioneta a Escuintla y transbordar para tomar otro bus al campus. El viaje de regreso a casa también era un reto. A pesar de la ayuda financiera, los gastos conexos parecían demasiado altos. Un empleo en Palín y el respaldo de sus familiares le permitieron continuar. Muchos se sumaron para ayudarle a superar otros obstáculos, desde el acceso a la tecnología hasta llenar muchas lagunas de conocimiento. Aunque en el primer ciclo perdió el curso básico de matemática, esto no la doblegó, sino que le hizo redoblar esfuerzos, hasta completar los requisitos de su plan de estudios. Marta lucía radiante el sábado de la semana antepasada. Portaba con gran orgullo la toga, mientras se enfilaba a recibir el título que la acredita como profesora de primaria. Ahora es un ejemplo y una excepción en su comunidad, donde muy pocos pueden ir a la universidad. Ahora desea continuar estudiando. Como dicen estos amigos, “Marta es una luz para su comunidad y no dudamos que va a llegar muy lejos”.

Hace unos días se celebraron las graduaciones en las sedes de la Universidad del Valle de Guatemala en la Costa Sur y en el Altiplano. En la Aldea El Tablón, en Sololá, la comunidad festejó la graduación de 195 nuevos profesionales en los campos de ciencias y humanidades, ingeniería y educación. Por su lado, la sede de Santa Lucía Cotzumalguapa vio desfilar a Marta, entre 95 nuevos profesionales. Con certeza, los estudios realizados les permitirán mejorar su calidad de vida y la de los demás miembros de sus familias, así como tendrán gran impacto en estas regiones tan necesitadas de talento, compromiso e ideas.

https://elperiodico.com.gt/opinion/2019/04/12/luz-para-la-comunidad/

Fecha del Artículo: 
Viernes, Abril 12, 2019

Añadir nuevo comentario

X
3
r
R
4
S
Ingrese el código sin espacios.

10 calle 3-17 zona 10, Edificio Aseguradora General, nivel 5. Teléfono: (502) 2362-3210 Correo electrónico: exe@empresariosporlaeducacion.org