UN NUEVO PACTO EDUCATIVO

Los maestros tienen un papel muy importante en el sistema educativo, pueden hacer la diferencia en la vida de millones de estudiantes si están comprometidos y preparados para el trabajo en el aula.  Para contar con maestros motivados y efectivos se necesita una carrera docente que promueva las condiciones para su adecuada selección y contratación, formación, evaluación e incentivos.  Sin embargo, en nuestro país la normativa e institucionalidad están desactualizadas y no responden a los desafíos del mundo actual. 

No estamos de acuerdo con un pacto colectivo que no va enfocado a mejorar la calidad educativa y no incorpora la meritocracia, por lo que realizamos un aporte a la discusión nacional, esperando podamos centrarnos en la formación de calidad para los niños y jóvenes guatemaltecos por medio de un sistema educativo transformado acorde al mundo competitivo que vivimos en el Siglo 21.

Antecedentes:

Ante los requerimientos planteados por el Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala, STEG/ANM que  incluyen:

a) Aumento salarial del 5% cada año a partir de 2018, por 3 años.

b) Bono anual a fin de año por Q.2,500.00 para todos los docentes.

c) Un bono de Q.500.00  a los maestros que cuenten con título universitario, egresados del programa de profesionalización docente – PADEP/D – y ante la noticia de la firma del pacto colectivo, sin que se cuente con respaldo financiero ni vinculación a la mejora del aprendizaje de los estudiantes, se plantea lo siguiente:

•  Actualmente no hay recursos para incremento salarial, pues no se aprobó el presupuesto 2018.

•  El costo estimado anual para cumplir con dicho pacto es cercano a los 1,000 millones de quetzales. 

•  La firma del pacto y su financiamiento puede poner en riesgo la implementación de los programas vinculados a la calidad educativa como el acompañamiento escolar, entrega de libros de texto y tecnología para los centros educativos y remozamiento de la infraestructura escolar, entre otros.

No se puede continuar aprobando aumentos salariales sin una mejora en la calidad educativa. 

• Es necesario implementar una reforma integral al Servicio Civil.  En el caso de los aumentos salariales a los maestros, éstos deben enmarcarse en una carrera docente que promueva el desarrollo profesional continuo y se fundamente en la meritocracia.

• Se requiere vincular aumentos salariales y bonificaciones a procesos de mejora continua en las escuelas y a los resultados de aprendizaje de los estudiantes, como fue planteado desde 2013 en el Acuerdo Nacional de Desarrollo Humano.

Propuesta:

Se plantea la siguiente propuesta para impulsar un nuevo pacto educativo, como alternativa al requerimiento realizado por STEG/ANM.

1. Incorporar el elemento de meritocracia en las políticas docentes, enmarcadas en una organización sistémica orientada a resultados.  Es necesario innovar la carrera docente con enfoque de desarrollo profesional continuo, para que responda a las necesidades del siglo 21, mejorando los componentes de selección y contratación, formación, evaluación del desempeño, e incentivos alineados a resultados.

2. En 2018 – Dialogar públicamente y preparar los elementos en torno al nuevo Pacto educativo innovador que entraría en vigencia en 2019.

Se puede considerar dar un aumento salarial de 3 a 5% a los docentes que superen una evaluación diagnóstica con propósitos formativos. Podría considerarse a quienes logren más de 75 puntos en los componentes que se evalúan: Comunicación y lenguaje, matemática, conocimiento pedagógico y estrategias de enseñanza.

 * El aumento sería optativo. Los docentes que deseen el incremento deben realizar la evaluación diagnóstica con propósitos formativos.

**En 2018 no hay aumento salarial, pues no está presupuestado.

3. Se puede considerar otorgar el bono por profesionalización docente a quienes tienen concluido un profesorado universitario (Incluye a los graduados del PADEP-D y de programas universitarios de profesorados o licenciaturas vinculados a la educación), el cual sería fijado conforme disponibilidad financiera.

4.  El Bono de fin de año no debe ser generalizado, sino únicamente para los maestros de escuelas que cumplan ciertas condiciones.

Opción 4.1. - Una modalidad de certificación para la mejora continua de la escuela -  Las escuelas deben postularse para obtener el beneficio, que podría incluir un monto para los docentes y un monto para mejoramiento de las condiciones escolares.

Indicadores:  

a) La escuela alcance y compruebe el mínimo de 180 días de clase.

b) Su indicador de promoción en los distintos grados esté por encima del promedio de 2017.

c) Desarrollo de actividades de lectura y matemática para fortalecer el aprendizaje de los estudiantes.

d) La escuela primaria logre que el 60% de sus estudiantes tenga el nivel esperado en matemática y en lectura al concluir sexto grado.  Si el centro educativo es de Básicos o Diversificado, el 50% de sus estudiantes debe alcanzar el nivel de logro en lectura y matemática.  (Actualmente los resultados de las evaluaciones nacionales de graduandos señalan un nivel de logro de 32.3% en lectura y 9.6% en matemática).

Opción 4.2. – Recursos tecnológicos - Podría considerarse que el bono se aplique para dotar de tecnología actualizada y conectividad a los directores y docentes.

Guatemala, febrero de 2018

http://chn.ge/2H0kId3

 

 

Añadir nuevo comentario

j
u
c
u
r
L
Ingrese el código sin espacios.

10 calle 3-17 zona 10, Edificio Aseguradora General, nivel 5. Teléfono: (502) 2362-3210 Correo electrónico: exe@empresariosporlaeducacion.org