"Una conversación con directores de escuela" por Verónica Spross de Rivera

"Una conversación con directores de escuela" por Verónica Spross de Rivera

Pongamos más atención a los directores; su rol es insustituible.

Una de las figuras más relevantes en el sector educativo es la del director de escuela. Aunque su función siempre ha sido central para alcanzar educación de calidad, la contingencia sanitaria generada por el COVID-19 lo ha convertido en un personaje clave, con funciones que nadie más puede realizar. El director es como un capitán de barco, que dirige la nave a puerto seguro.

Los directores mantienen el contacto con los padres de familia, orientan a los docentes y motivan a los estudiantes para estudiar con entusiasmo. Pero, más que todo, deben tomar decisiones fundamentales, adoptar una modalidad efectiva según el contexto. Ahora más que nunca es importante ser creativo y esforzado, con el propósito de facilitar la continuidad de los estudios de los estudiantes a su cargo.

Un estudio realizado por la red REDUCA a nivel latinoamericano tomó en cuenta a directores de centros educativos en los países de la región. Entender sus experiencias y tener las evidencias de lo que están viviendo es una base fundamental para tomar decisiones de política educativa en estos momentos de inminente apertura de los centros educativos. Entre las cerca de 3 mil 100 respuestas, hay participaciones de directores de Ecuador, México, Argentina, Colombia, Guatemala, Honduras y República Dominicana. La mayoría de las personas que ocupan el puesto son mujeres (68 por ciento) y en promedio tienen 45 años. 

Una de las preguntas consideró que requieren fortalecer sus capacidades para el desempeño del puesto. Los temas más demandados por los directores para ser fortalecidos incluyen las habilidades socioemocionales, tecnológicas y de liderazgo. En cuanto a cómo mejorar el servicio educativo que están brindando, reconocieron que requieren teléfonos e internet. El 87 por ciento tiene planificado realizar una evaluación diagnóstica para identificar el nivel de aprendizaje alcanzado por los alumnos. La evaluación ayudará en el reforzamiento, nivelación y recuperación de aprendizajes.

En cuanto a las propuestas y acciones para la reapertura, señalaron la necesidad de desarrollar acciones enmarcadas en tres áreas: 1. Equilibrio de responsabilidades, lo que incluye el fortalecimiento de las funciones pedagógicas, pudiendo delegar funciones administrativas. 2. Acompañamiento de la comunidad escolar, incluyendo acompañamiento docente, planificación, trabajo con las familias, así como capacitación en el uso de la tecnología. 3. Desarrollo del trabajo colaborativo en la escuela, lo que incluye la entrega de los alimentos a las familias, apoyo psicosocial para estudiantes y familias, así como liderar el trabajo de los docentes. Es relevante apoyar a las familias en los momentos duros que viven y evitar así la deserción escolar. 

Entre las principales conclusiones puede mencionarse que, a raíz de la crisis sanitaria, la escuela se transformó. Se requieren nuevas habilidades para liderar las escuelas en Latinoamérica. Empatía es una práctica fundamental para inspirar, facultar a otros y conectarse con lo que están viviendo los demás. Los directores y docentes han aprendido a valorar más a la familia y a los saberes que allí pueden lograrse. Debe reformularse la escuela a partir de ese vínculo con la familia. De todo esto desprendemos que la tarea más grande que enfrenta todo director es liderar el nuevo proyecto educativo escolar. Pongamos más atención a los directores; su rol es insustituible.

https://elperiodico.com.gt/opinion/opiniones-de-hoy/2021/08/19/una-conve...

Añadir nuevo comentario

S
K
g
5
P
2
Ingrese el código sin espacios.

 

25 avenida 1-89, zona 15, VH 2, Edificio Insigne, nivel 17, of. 1702. Teléfonos: (502) 2319-8278, 3677-3498  Correo electrónico: exe@empresariosporlaeducacion.org